lunes, 5 de mayo de 2014

Preso de tu amor




Por temor, a yo no sé

no quise pedirte

un beso,

preferí robarlos todos

ante el mundo me confieso

y hoy espero

que me juzguen

como el robador de besos. 

Puede ser que me condenen

como el ladrón de tus besos,

pero es que en tu corazón

desde que te vi estoy preso.


Graciano Chacón