sábado, 3 de mayo de 2014

No sé si estás


Puedo intuirte,
puedo imaginarte,
puedo crearte,
pero mi alma nunca tendrá la certeza.

Te presiento en un juego de palabras conocidas,
te veo en una imagen repetida,
te reflejas en las llamas de la noche,
pero no puedo tocarte.


Imagino que me hablas,
que estás en un crucigrama de palabras,
pero no puedo mirarte.

Siento que tus manos me alcanzan,
que me consuelan con solo acercarte,
que hay tibieza en una construcción poética,
pero no puedo escucharte.

No importa los miles de indicios,
no importan las miles de pistas,
si no lo dices, nunca sabré 
si aún soy parte de tu vida.

Te quiero.


 Fabiola