lunes, 5 de mayo de 2014

Luna opaca



Y la tarde estaba plena
Luz del sol la delataba
Luna opaca

 Ininteligible luna de esa tarde de luna
 Estabas a medias como dolor que no quiere ser
Me recordaste mí más ansiado querer

No sabía en qué pensabas
Si morías de amor
O vivías de dolor



Estabas así como alma perdida que espera la noche
Que espera la noche para llorar
Para con amor extrañar

Soles entonces se confundían
Se preguntaban si eran soles o estrellas
Es que estabas tan bella como siempre ha sido ella

Como siempre me la recordaste
En ti vi su belleza infinita
Su belleza de vida

Amada eterna mí luna de la tarde
Mí luna más bella
Mí eterna luna de mí ser y mí infinito querer

Javier Frascoli