lunes, 26 de mayo de 2014

La que vuelve mis horas de gozo



Tú eres la luz admirable! Que ilumina mis días oscuros,
La estrella resplandeciente de mis mañanas perfectas y días deseados.
Eres la perla buscada, la reina soñada,
La amada que beso en su boca de fresa
¡La más bella!
La diosa de mis versos es esa,
La que me hace cantar poemas de amor
Y sobre la sombra de oscuridad su alma destella.


 Tu eres mariposa que encantas! La que a mi jardín se asomó,
La que vuelve mis horas gozo  y sin percatarse el corazón me cautivó.
Eres musa que besas los aires, paloma que canta,
La mujer a quien dedico mi prosa
¡La de manos de rosa!
La que me hace escribir el soneto,
la que me hace volar con el viento
 La ninfa que embruja esta mi alma que peca

Munir Abu Hassan