lunes, 5 de mayo de 2014

¡Imagina!



Imaginemos de pronto
que nunca nos fuimos,
y seguimos siendo compañeros,
algo más que amigos.

Cobijados contra el frío
con nuestros brazos de flores
como único abrigo.


Que amorosos conversamos
del tiempo y de libros
mientras de la mano paseamos
calle abajo,
senda bendita donde nos encontramos.

Imaginemos de pronto
que estás a su vera
y paciente en la puerta esperas,
para soñar, este sueño conmigo
dormida o despierta
¡Que más da!

Que amoroso caminamos
por esa calle, hoy cuesta arriba
solos los dos
en aquél para siempre
que alguna vez anhelamos.

Imaginemos de pronto
el mismo sol,

calentado las pieles
que el tiempo se ha detenido
y extasiados de amor,
 aún bebo de tus labios
como tu de los míos.

Tizzia