viernes, 2 de mayo de 2014

Ella Y Yo




Era un día cálido lleno de sol
Cuando de pronto apareció del cielo
Un impactante rayo de luz,
Que llevaba entre sus labios encendido un tizú...
¡Y eras tú!


Y un hombre que triste de dolor gemía
Se impresionó al ver la luz que destelló
Quedando en silencio por tan hermosura,
Elevó la vista anhelante, suspiró, y enamorado tras ella prosiguió...
¡Y era yo!

Munir abu hassan