lunes, 5 de mayo de 2014

EL SECRETO:


Mirándote a los ojos, juraría, que escondes algo que debería saber, pero no va a ser así, porque hay cosas que para lograrlas deben permanecer ocultas hasta para quien juraste ante un altar que no habría secretos que inquietaran por angustias el corazón, visto en propios ojos intentando interpretar la razón por existencia para mantener este silencio mas allá de la luz reflejada por el alma…

Mirándote a los ojos, juraría, que tu boca sella una verdad escrita del destino, que seria muy tarde para cuando determines decírmelo, por el dolor que sentiría mas que la tristeza que causarías, al saber que  no soy mas el hombre en tu vida que esperas ver al despertar sobre tu anhelado pecho desnudo, cada amanecer dándote un beso en tus dulces labios, diciéndome al oído cuanto me amas…



Mirándote a los ojos, juraría, que entre Tú y Yo siempre ha prevalecido un secreto, que nos ha separado de poder sentir lo querido y amado sinceramente en los brazos desde hace mucho tiempo, fingiendo un amor que ya no corre efusivamente en tus venas, demostrado a través de esas flores que todas las mañanas he traído esperanzado, adornando y perfumando el aire de la habitación.

Sergio Yglesias García