sábado, 3 de mayo de 2014

Alma perdida



Noche oscura y silente con lluvia pertinaz
las ráfagas de viento azotan inclementes,
lágrimas de tristeza se derraman sin cesar
porque llora un corazón que muy solo se siente.


Es un alma perdida que divaga en el tiempo
son expresiones de amor que pugnan por salir,
con el llanto ahogado en unos ojos secos
y con las palabras mudas que no pudo decir.


Un suspiro que vuela sin rumbo ni destino
labios fríos que ansían el sabor de unos besos,
un cuerpo que anhelaba sentirse protegido
con la fuerza de un abrazo transparente y sincero.



Los murmullos lejanos se dejan escuchar
como dulces melodías en un magno concierto,
pero en el ambiente aquel solo reina la soledad
y en el fondo de esa alma solo reina el silencio.


Pobre alma cautiva que quizo ser amada
forjándose un mundo de vanas ilusiones,
y en su incesante afán de encontrar felicidad
ahora está perdida y no encuentra salida.


Winda